+593 99.134.5371 info@dimmmarketing.com

Decir que el mundo avanza rápidamente no es ni un secreto ni un descubrimiento novedoso; poco a poco vamos dejando de lado tecnologías que en otra época eran dominantes pero que ya han encontrado sustitutos.

Formatos físicos

Vamos a enumerarlos: Casetes, VHS, disquetes, CD, DVD, HD-DVD, Blu-ray. Todos tienen en común que pelearon contra el avance digital y contra la imparable interconexión por medio de Internet. Sí, el DVD y Blu-ray todavía existen y no tienen una fecha cierta de fallecimiento, pero el desarrollo de todos los sistemas de suscripción de audio y video como Netflix, Hulu, iTunes, Spotify, hacen posible que por una módica suma se obtenga contenido a la carta sin necesidad de salir de casa.

PDA, calculadora, cámara, reloj

En su tiempo, tanto los asistentes personales como las “máquinas” de cálculo fueron imprescindibles; ahora, nada que un teléfono inteligente con una simple aplicación no pueda sustituir. Es cierto que las cámaras y los relojes seguirán existiendo, pero digamos que las cámaras ya forman parte de un nicho de personas que tienen la necesidad específica (por trabajo o hobby) de manejarlas, mientras que muchos modelos de relojes podrían considerarse una extensión de nuestro celular.

Llamadas de larga distancia

La línea telefónica convencional debe seguir existiendo por razones logísticas, pero para las llamadas internaciones tenemos Skype, Viber, Tango, Facetime, WhatsApp, Facebook, Line, y como otros 20 programas parecidos.

Mapas en papel

Tecnología ya caduca, imposible no pensar cuándo fue la última vez que usamos (o tocamos) uno. Incluso el GPS tradicional ya empieza a perder sentido y le deja a Google Maps y a los smartphones el trabajo de encontrar dirección y guiar nuestros pasos. ●