+593 99.134.5371 info@dimmmarketing.com

El marketing digital es una industria particularmente vulnerable a las novedades. En busca de nuevas tecnologías y nuevas oportunidades para llegar a los clientes, los mercadólogos constantemente prueban nuevas soluciones y estrategias.

Esto es bueno, pues hace que la industria sea mucho más innovadora y moderna. Al mismo tiempo, en esta búsqueda loca de la “novedad”, los marketers a menudo pierden el sentido común y se olvidan de los fundamentos. Uno de estos es, en mi opinión, el caso de email marketing.

Hoy la industria de marketing digital se rige por las cabeceras y las palabras grandes. Big data, inteligencia artificial, content marketing, social media… esas son las tendencias que están en boca de todos, principalmente en la industria de los medios de comunicación, además se están descubriendo nuevas formas de utilizar estas tecnologías en el proceso de comunicación con nuestros clientes. Por supuesto, las tendencias futuras nunca deben ser subestimadas, y estar en la primera fila de innovadores puede hacer que nuestra ventaja competitiva crezca en el futuro. Pero mirar al futuro no debe hacernos perder el sentido común, especialmente porque los datos estadísticos son inequívocos.

El Email marketing aún ahora sigue el canal de comunicación donde el ROI (Retorno de la Inversión) es el más alto. Eso significa que con la misma cantidad de dinero invertido en el email marketing ganaremos más que lo que ganaríamos en el caso del SEOcontent marketing o la publicidad PPC.

Además, según los datos del Grupo Radicati, personas de todo el mundo envían hoy alrededor de 270 billones de e-mails diariamente. En los próximos 5 años, se espera que este número aumente a casi 320 billones. Sólo en los Estados Unidos, el 90% de los adultos y el 74% de los adolescentes usan el correo electrónico diariamente (al mismo tiempo, según la misma encuesta, -sólo el 70% de los adultos usan las redes sociales todos los días). Entonces, no importa cuál sea tu público objetivo, lo más probable es que utilice el correo electrónico todos los días. Para generarles interés con tu oferta, es importante que el email llegue a ellos en el momento adecuado. Estas son algunas ideas para cuando enviar un correo electrónico a tus clientes:

  1. Bienvenida

La primera impresión es la más importante. Así que asegúrate de que tu correo construya confianza y una imagen positiva de tu negocio desde el principio.

  1. Carrito abandonado

Tu cliente agregó productos a su carrito, pero no finalizó la transacción. Recuérdale de las cosas que quiso comprar. Si la disponibilidad de los productos disminuye, también puedes tratar de inducirlos a comprar sugiriendo que pronto el producto ya no estará disponible.

  1. Clientes Habituales

Separa a un grupo de los clientes fijos/habituales y prepara un programa de ofertas y promociones especial para ellos. Recuerda: animar el regreso de un cliente antiguo es mucho más fácil que adquirir uno nuevo.

  1. Aniversarios / Días Festivos

Deja que tu cliente se sienta especial: en su cumpleaños y en días festivos, mandale tus deseos, y ofrécele un descuento temporal.

  1. Después de la compra

Después de cada compra, por supuesto, además de información sobre el pedido en sí, ofrece tu ayuda en caso de cualquier problema y proporciona contenido adicional, útil y relacionado al producto comprado.

  1. Después de un pago fallido

Si tu cliente salió de tu tienda debido a un error de pago, no lo dejes huir para siempre. Envíale un email con la información de la última transacción fallida y envíale un correo electrónico con el enlace que le permita volver a intentarlo una vez más.

En el mundo de las innovaciones constantes es muy fácil olvidarse de lo fundamental y básico. En comparación con los temas actuales de la industria de mercadotecnia, el uso de correo electrónico quizá parece poco sexy e interesante… no obstante, sí da resultados. Ustedes elijan: ¿quieren vender más o sólo verse más sexy?

Artículo original: https://www.merca20.com/e-mail-marketing-lo-fundamental-es-lo-que-mas-facil-olvidamos/